Project Description

Terapia de campos magnéticos
Puntúa esta entrada

Terapia de campos magnéticos

Los Campos Magnéticos pulsantes de Bajas Frecuencias están diseñados para ayudar al cuerpo a regenerar sus células y ayudar a acelerar el proceso normal de recuperación. Esta es una modalidad segura de usar (aprobada por CSA), no provoca dolor y no precisa drogas; diseñada para trabajar tanto en problemas de tejidos blandos como en condiciones de huesos dañados.

La Terapia de Campos Magnéticos Pulsantes (CMP) penetra todas las células, incrementa el intercambio iónico, normaliza la circulación y aumenta la utilización de oxígeno de la célula. Líneas invisibles de campos magnéticos pulsantes “penetran” simultáneamente todas las células del cuerpo hasta el último nivel molecular alcanzando todas las partes del cuerpo que no pueden ser influenciadas eficientemente con otros métodos.  Al influenciar el cuerpo, ya sea general o localmente, con campos magnéticos empacados en grupos de impulsos, las funciones celulares pueden mejorar considerablemente. Los campos magnéticos pulsantes tienen una gran eficiencia biológica y están siendo usados en el campo médico a manera de terapia.

Los campos magnéticos no pueden ser absorbidos, por lo tanto, es difícil producir espacios libres cuando los campos magnéticos topan con algún material. Nosotros hacemos una diferencia entre substancias paramagnéticas, en las cuales ocurre una concentración de líneas de campos magnéticos, y substancias diamagnéticas, en las cuales ocurre una descentralización de las líneas de los campos magnéticos.

El cuerpo es ligeramente diamagnético y paramagnético; básicamente es neutral. Por lo tanto, cada vez que estas líneas impactan el organismo, o partes de él, penetran completamente estas áreas. Comparado a los métodos ya conocidos, esto es muy importante. Dentro del rango de los campos magnéticos, todas las partes del cuerpo son penetradas completamente por las líneas de los campos.

Los organismos humanos y animales consisten de un gran número de células las cuales funcionan eléctricamente. Si no hay suficiente potencial eléctrico en la célula, ésta ya no funciona. Todas las células tienen un potencial básico de 70 mv el cual es necesario para el metabolismo celular normal.

Las células enfermas o dañadas tienen su potencial básico alterado. Si los iones (partículas cargadas eléctricamente que circulan alrededor de las células) se mueven en un área de campos magnéticos pulsantes, el intercambio iónico será influenciado por el ritmo de la pulsación. La potencia básica de la célula es proporcional al intercambio iónico que ocurre en la membrana celular.

El intercambio iónico también es responsable de la utilización del oxígeno celular. Los campos magnéticos pulsantes pueden influenciar dramáticamente el intercambio iónico a nivel celular y por lo tanto mejorar notablemente la utilización de oxígeno de tejidos enfermos o dañados. Es bien sabido que el deterioro en la utilización del oxígeno es un problema en diferentes ramas de la medicina, especialmente retardando la curación de artritis en articulaciones.

El efecto terapéutico de dichos tratamientos dura aproximadamente de seis a ocho horas. La mayoría de los casos crónicos requieren un tratamiento de dos veces al día. Después de 5 a 10 días, el régimen de tratamiento puede ser reducido a una sesión diaria o cada dos días. En casos crónicos o extremadamente difíciles, esto podría tomar más tiempo.

Indicaciones:

  • Condiciones ortopédicas – fracturas y huesos dañados.
  • Heridas abiertas y problemas circulatorios.
  • Problemas de tejidos blandos.
  • Inflamaciones agudas.
  • Dolores crónicos.
  • Problemas digestivos.
  • Lesiones deportivas.

Contraindicaciones:

  • No hay contra-indicaciones para la terapia magnética, excepto en casos de hemorragias y marcapasos. En contraste a medicamentos químicos, no existe peligro de sobredosis, por lo menos dentro del rango que presentemente se usa para los tratamientos.

De los resultados obtenidos en experimentos clínicos, sabemos que los campos magnéticos pulsantes pueden reducir las sensaciones de dolor casi inmediatamente. Esto en parte se debe al aumento del oxígeno en la presión parcial en el tejido terminal y al aumento en la perfusión local y velocidad del flujo sanguíneo capilar, aliviando la acumulación de metabolitos debido a la micro vascularización y flujo sanguíneo.

Esta terapia es segura de usar con implantes plásticos o de metal, ya que no hay efecto térmico inmediato. Los hospitales usan la terapia con CMP para acelerar la rehabilitación de pacientes con clavos y placas en huesos ya que no produce calor que dañe a los implantes. Las fracturas pueden ser tratadas incluso a través de férula de yeso o vendajes debido a que los campos magnéticos atraviesan todos los materiales.

  HORARIO

Lunes – Viernes 10:00 – 20:00

  CONTACTO

  LOCALIZACIÓN

  • Calle General Yagüe, 6 bis local 9
    28020 Madrid.
  • Calle San Germán, 6 bis local 9
    28020 Madrid.