OZONOTERAPIA


 

 

 

La Ozonoterapia es la técnica que utiliza el ozono como terapia en la nueva práctica de la Medicina Biológica. Es el tratamiento más moderno alternativo, eficaz y básico para numerosas enfermedades específicas .Es una terapia netamente natural; no tiene contraindicaciones y con excelentes resultados desde el primer momento

PROPIEDADES:

  • Antiinfecciosas.

  • Antivíricas.

  • Antifungicas.

  • Antitóxicas

  • Antiparasitarias.

  • Antiinflamatorias.


  El ozono activa la circulación sanguínea, aportando oxígeno, dexintoxica el hígado,  reduce los niveles de colesterol y ácido úrico, eliminando los componentes sólidos de la sangre.

                     Aparato Locomotor 

                      

Estética             

Vascular

Varices, Ulceras varicosas, Pie diabético, Trombofiebitis, Arteriosclerosis, Gangrenas, Escaras, Cardiopatías isquémicas, Claudicación intermitente, Insuficiencia venosa, Rotura de capilares.

Geriatría

 

Digestivo

        Hepatitis víricas (A y B), Colitis ulcerosa y mucosa, Enfermedad de Crohn, Fistulas perianales, Hemorroides, Ulceras gástricas, Cólicos (biliar y renal), Estreñimiento.

Ozono¿Qué es la Ozonoterapia?

La historia de la ozonoterapia comienza en Alemania. El precursor del uso del ozono, fue Werner von Siemens, quien en 1857 construyó el primer tubo de inducción para la destrucción de microorganismos. En la segunda década del siglo XX, otro alemán, el químico Justus Baron von Liebig fue el primero en estudiar las aplicaciones del ozono para uso humano.

Luego, fueron los rusos quienes aceleraron las investigaciones de esta nueva medicina y transfirieron los conocimientos a los países aliados. Aunque también se expandió en el resto del mundo, sobre todo después de la II Guerra Mundial.

En España la ozonoterapia está basada en los efectos benéficos del gas en el organismo que son muy variados. El ozono actúa como antioxidante; inmunomodulador (estimula a los glóbulos blancos, lo que aumenta las defensas del organismo ante agresiones externas como las infecciones, y la detección de células mutágenas que pueden producir cáncer o enfermedades autoinmunes); además a nivel de los glóbulos rojos se incrementa la liberación de oxígeno generando un mayor transporte de oxígeno a las células, mejorando la función celular y la circulación en general; y también es un poderoso germicida: elimina hongos, bacterias y virus.

Este conjunto de beneficios hace que las aplicaciones terapéuticas también sean muchas y para distintas enfermedades. Desde carcinomas; esclerosis cerebral y parkinson; hasta cistitis, trastornos circulatorios, cirrosis hepáticas, hepatitis y enfermedades vesiculares. También se tratan enfermedades reumáticas en general, poliartrosis, hernias discales, artrosis, tromboflebitis y varices; gangrena y ulceras diabéticas; colitis ulcerosa, colon irritable, eczema anal, fisuras y fístulas anales, hemorroides e infecciones genitales.

El ozono también se utiliza para curar la piel. Y el abanico de patologías es muy amplio: cicatrices, heridas resistentes a la cicatrización, dermatológicas en general (abscesos, fístulas, forúnculos, acné, etc.), quemaduras, hongos en general, herpes simple y zoster.

La ozonoterapia se utiliza con mayor frecuencia en las situaciones en que la medicina alopática no encuentra los efectos deseados. En el caso de pacientes en situaciones crónicas o críticas que hacen peligrar su vida o algunos de los miembros, como gangrenas, úlceras o problemas de visión, en especial cataratas, así como también infecciones generalizadas y problemas circulatorios.

El ozono para uso medicinal es una mezcla de oxigeno-ozono, que se logra por el paso de oxigeno puro por una descarga eléctrica de alto voltaje y alta frecuencia. Esta reacción química, realizada por un equipo especial de electromedicina, produce un gas con distintas concentraciones de ozono, acorde a la patología y el tratamiento. El gas, al entrar en contacto con el organismo produce cambios químicos terapéuticos.

El oxígeno-ozono al entrar en la sangre reacciona con los ácidos grasos insaturados convirtiéndolos en ozónidos y luego en peróxidos. El hierro de la sangre actúa como catalítico. Esta reacción hace que la hemoglobina libere oxígeno adicional en el torrente sanguíneo, se puede comprobar por el leve aumento de la presión arterial y el descenso de la presión venosa. Por otro lado, el aumento de los peróxidos favorece la oxidación celular y fortalece el sistema inmunológico.

El ozono cura porque mejora el metabolismo en forma integral. Por un lado, la circulación sanguínea mejora en los tejidos afectados. Por otro, el transporte de oxigeno y, por lo tanto el suministro de energía a las áreas inflamadas, es mejorado. Y también el sistema inmunológico es influenciado o estimulado de forma positiva.

El ozono también tiene un efecto vacuna, por cuanto fragmentos de virus, parcialmente destruidos, pueden funcionar como estímulo en la producción de anticuerpos. Además, como el ozono induce a una mayor agresividad de los leucocitos, hace que los virus sean atacados más rápidamente y con mayor fuerza. También actúa como antitóxico, sin destruir los tejidos. Y por último, el ozono no puede ser inactivado por sistemas enzimáticos y por eso actúa sobre cualquier tipo de agresor.

La ozonoterapia no es una medicina alternativa, sino que es considerada una medicina natural. Sobre la base de todos los conocimientos que requiere la aplicación del gas, instrumenta los tratamientos con ozono independientemente de la utilización de fármacos específicos o de los posibles desatinos de ellos.

Desde este punto de vista, La ozonoterapia no tiene consecuencias colaterales con otros tratamientos. No compite, sino es aleatoria a cualquier otra aplicación médica.

Los tratamientos son rápidos, eficaces y económicos. Y consisten en un número de sesiones que varían en cantidad y duración, según la afección que se trata. Las aplicaciones no tienen efectos adversos.

La mezcla gaseosa de oxigeno-ozono se puede aplicar de múltiples maneras. En forma local mediante una campana de vidrio o una bolsa plástica acorde a las distintas partes del cuerpo (pierna, brazo, etc.).

Además se le inyecta por vía intraarterial, subcutánea, e intramuscular.

Otro método para suministrarlo es a través de autohemotransfusion que consiste en la extracción de sangre a la cual se le agrega el oxigeno-ozono, se mezcla con la sangre y sin sacar la aguja, se la vuelve a inyectar en la corriente sanguínea.

La insuflación rectal se realiza aplicando directamente el gas por medio de una sonda fina, como si fuera un enema.

Otras aplicaciones se realizan a través de cremas. Estos productos al tomar contacto con el cuerpo, transmiten el ozono al organismo.

El ozono es un gas inestable que se descompone fácilmente a una velocidad que depende de la temperatura. Por eso, no deja residuos tóxicos ya que dentro del organismo se transforma en oxígeno.

Pero, a pesar de todas sus ventajas, la Ozonoterapia está contraindicada en casos de intoxicación alcohólica aguda, infarto cardiaco, alergias al ozono y embarazo. Estas contraindicaciones son debido al pequeño aumento de la presión arterial.

En el campo de la estética, son muchos los productos que ofrece la ozonoterapia. Como el ozono actúa en la piel como un poderoso activador celular, existen cremas, geles y emulsiones para el tratamiento del cutis o la piel en general. Combatiendo en gran medida la celulitis o como pantalla para las radiaciones solares.

El ozono también es utilizado como un potente inmunoestimulantes, desactivador del dolor y antiinflamatorio.

 

Ozono en Medicina y Efectos del Ozono

En el uso médico se utiliza una mezcla de O2 O3, también denominada Ozono Médico.

En el Ozono Médico el O3 se encuentra presente en concentraciones 30 veces inferiores con respecto al uso industrial (1 a 40 µg/mililitro de Oxígeno).

 

Efectos del Ozono en el metabolismo

  • Aceleración del uso de la glucosa por parte de las células.
  • Intervención en el metabolismo de las proteínas gracias a su afinidad con el grupo de los sulfidrílicos.
  • Reacción directa con los ácidos grasos insaturados que se transforman en compuestos hidrosolubles.

 Efectos Biológicos del Ozono

  • Acción directa, en la aplicación local, de tipo desinfectante y trófico.
  • Efecto sistémico antibacteriano y antiviral debido a la discreta formación de peróxidos.
  • Aumento en la flexibilidad de los glóbulos rojos.
  • Aumento de la producción, siempre a nivel de glóbulos rojos, del 2-3 difosfoglicerato, responsable de la liberación del O2 en los tejidos.
  • Mejoría del metabolismo del O2 a nivel de los glóbulos rojos por que induce un aumento en el uso de la glucosa, en la ruptura de los ácidos, y por la activación de enzimas que inhiben los peróxidos y las radicales libres.

La potente acción desinfectante local, antiviral y anti bacteriano sistémico, son responsables de una mayor acción bactericida, fungicida y de inactivación viral, que se realiza mediante la oxidación de los microorganismos. El mecanismo antiséptico es parecido al que el organismo usa normalmente con la formación por parte de los leucocitos encargados de la fagocitosis bacteriana, de una molécula con propiedades oxidantes, parecida a la del O3.

 

 Vías de administración

 local: mediante aplicación de una campana plástica o de cristal donde se hace fluir el O2 O3. Esta metódica se utiliza sobre todo en presencia de úlceras de éxtasis venoso y en las úlceras de decúbito.

sistémica: se inyecta por vía intramuscular, subcutánea, intrarticular, paravertebral e intradiscal.
Una metódica de suministración ampliamente utilizada es la autohemotransfusión, realizada extrayendo sangre venosa que se trata con O2 O3 para su posterior transfusión:
- gran autohemotransfusión, 100 a 250 cc
- pequeña autohemotransfusión, 10 a 20 cc

 rectal: la insuflación rectal se realiza aplicando directamente el gas por medio de una sonda fina, como si fuera un enema.

Aplicaciones del O2O3 en el campo médico

Acción del O2O3

  • Acción fungicida
  • Acción bacteriana Inactivación viral
  • Analgésico antiinflamatorio
  • Activador circulatorio
  • Favorece la cesión de O2 por la hemoglobina
  • Modelación y estimulación del sistema inmunitario
  • Ausencia de reacciones alérgicas e interacción con los fármacos

Medicina Interna

  • hepatitis C aguda y hepatopatías crónicas (hepatitis B y C)
  • alteración de los componentes de la sangre
  • enfermedad cerebro-vascular oclusiva
  • hipercolesterolemia.
  • cirrosis hepática
  • mucositis
  • alteración de los componentes de la sangre
  • colitis ulcerosa/patología de Crohn
  • linfedema
  • colibacilosis
  • eccemas anales
  • hemorroides
  • proctitis
  • estreñimiento 

Medicina Estética y Dermatología

  • hipodermitis induractiva e hipodistrofias localizadas (CELULITIS)
  • herpes simplex y Zoster
  • acné
  • eccema
  • úlceras herpéticas
  • virosis cutánea
  • quemaduras y cicatrización de heridas
  • alopecia
  • onicomicosis
  • psoriasis 

Cardiología

  • cardiopatía isquémica
  • estenosis cardiaca
  • angina cardiaca
  • síndrome de hipertensión venosa  

Geriatría

  • demencia senil
  • arterioesclerosis
  • esclerosis cerebral
  • demencia senil
  • Alzheimer 

 

Traumatología, Reumatología y Rehabilitación

  • hernia discal
  • conflictos discorradículares
  • artritis
  • reumatismo articular
  • fibromialgia
  • ráquis (cervicalgias, dorsalgias)
  • artrosis (coxartrosis, gonartrosis)
  • periartitis
  • túnel carpiano
  • reumatismo articular
  • osteoartrosis
  • tratamiento local de procesos sépticos (osteomielitis)
  • inflamaciones pélvicas
  • complicaciones sépticas postoperatorias en fracturas de tibia
  • osteocondrosis vertebral

Ortopedia

  • artritis reumatoidea
  • osteoartritis
  • tratamiento local de procesos sépticos (fístulas, escaras, osteomielitis).

Oftalmología

  • glaucoma de ángulo abierto
  • neuropatía óptica
  • retinosis pigmentaria
  • degeneración macular senil  

Odontologia

  • gingivitis

Otorrinolaringología

  • síndrome cloceovesticular
  • amigdalitis crónica
  • faringitis infecciosa
  • síndrome vestibulococlear periférico  

Ginecología

  • tumores metaplasia, displasia
  • vulvovaginitis de repetición
  • infecciones genito-urinarias por virus, hongos y bacterias
  • hongos y bacterias
  • mastodinea
  • procesos inflamatorios y abscesos de mama
  • complicaciones sépticas obstétricas y puerperales (infecciones postoperatorias en cesárea)
  • traumatismos obstétricos (desgarro del cérvix uterino y del perineo)
  • insuficiencia placentaria crónica e hipoxia fetal 

Pediatría

  • complicaciones sépticas postnatales 

Terapia del dolor

  • HIV
  • cáncer
  • enfermedades autoinmunes
  • fibromialgias
  • dolores osteomioarticulares

Neurología

  • cefalalgia circulatoria
  • cefalalgia de racimo
  • depresión
  • migraña
  • enfermedad de Parkinson   

Angiología y Flebología

  • insuficiencias venosas
  • patologías flebiaticas
  • úlceras diabéticas
  • pie diabético
  • neuro infeccioso
  • llagas por decúbito y gangrenas
  • úlceras postflebíticas
  • arañas vasculares
  • úlceras varicosas
  • varices
  • enfermedades vasculares degenerativas (aterosclerosis obliterante)
  • linfangitis
  • furunculosis
  • arteriopatías
  • tromboflebitis reciente 

Urología

  • isquemia y reperfusión renal

Cardiología

  • cardiopatía isquémica
  • estenosis cardiaca
  • angina cardiaca
  • síndrome de hipertensión venosa  

Inmunología

  • coadyuvante en la radioterapia y en la inmunodeficiencia adquirida

Empleo del ozono en la
Terapia de las Lipodistrofias Locales (“celulitis”)


El ozono es un gas de olor característico que representa una forma alotrópica del oxígeno. Es conocido como un gas tóxico para el hombre (Thorp 1950), pero amplias experiencias experimentales y clínicas han demostrado que se le puede suministrar al hombre sin ningún peligro con tal de evitar la vía inhalatoria (Gooch e coll, 1976; McKenzie y Knelson, 1977; Jacobs, 1981; Mattassi, 1985).

El ozono suministrado al hombre es capaz de influir sobre el metabolismo a distintos niveles.

El ozono muestra afinidad variada en relación con diversos substratos. Una afinidad particular existe, por parte del ozono, en relación con sustancias orgánicas insaturadas (que contienen un doble enlace), en particular hacia los ácidos grasos insaturados (fig. 1). El ozono reacciona a nivel de este doble enlace provocando su escisión según un mecanismo denominado ozolisis (Criegge, 1973; Srisankar y Patterson, 1979) (Fig.2). De esta forma las cadenas lipídicas se fragmentan con la pérdida de su carácter hidrófobo, transformándose en compuestos hidrófilos (Albers, 1960).

Esta afinidad hacia los ácidos grasos insaturados también se manifiesta en relación a la membrana eritrocítica, que como se sabe está compuesta, de doble capa de fosfolípidos, que contienen ácidos grasos insaturados. El ozono reacciona con la membrana provocando una cierta "relajación" y una disminución de la tendencia al aglutinamiento de los eritrocitos (Rokitansky, 1981; Wolf, 1979). Estos efectos, asociados a una mayor capacidad de cesión de oxígeno a los tejidos por parte de la hemoglobina, dan como resultado una mejor oxigenación de los mismos (Rokitansky, 1981).

Ya se sabe que la adiposidad localizada es una acumulación de grasas en células específicas, los adipocitos. La forma adipocita, almacena y descompone fundamentalmente triglicéridos, formados por una molécula de glicerol unida a tres cadenas de ácidos grasos, prevalentemente insaturados (ácido oleico, palmítico, palmitoleico, linoleico, etc. ). La adiposis almacena los triglicéridos desarrollando su capacidad de dilatación (Creffin y coll. 1981).

La "celulitis" es una degeneración particular del tejido adiposo caracterizada en una primera fase en la que existe una reducción de la microcirculación localizada. Histológicamente se observa una destrucción de las paredes capilares con estasis sanguíneo.

Esta alteración provocaría un edema ("celulitis edematosa"). El edema provoca una respuesta del tejido adiposo con laceración de la membrana celular y fibriloposis que culmina con la formación de tejido conectivo esclerótico y micronódulos.

El mecanismo de acción del ozono en la celulitis se desarrolla en dos niveles:

1) Reducción de las cadenas de los ácidos grasos insaturados que de hidrófobos se convierten en hidrófilos. Esta modificación estructural tendría que facilitar la eliminación. Que el ozono sea incluso capaz de disminuir el número de células adiposas, provocando la lisis es una hipótesis bastante azarosa dado que las células normales poseen mecanismos bioquímicos protectores contra la hiperoxidación. De todas formas, la lisis sólo se podría obtener mediante inyecciones locales a elevada concentración de ozono que resultarían muy dolorosas.

2) Mejoría de la oxigenación de los tejidos debido a la acción sobre la hemoglobina y los glóbulos rojos. Además también se puede hipotetizar una acción trófica o "regeneradora" sobre la pared capilar, que sin embargo todavía necesita demostración.

 

Fig. 1 - Ejemplos de ácidos grasos saturados (palmítico y esteárico) e insaturados (oleico y linólico).

La técnica de suministración tiene tres posibilidades:
a) inyecciones locales de oxígeno-ozono;
b) balneoterapia ozonizada;
c) aplicaciones locales de aceites ozonizados.

a) La terapia utilizando las inyecciones locales es la que garantiza, sin lugar a dudas, los mejores resultados. La técnica consiste en inyecciones subcutáneas en la región "celulítica" de una cantidad variable de ozono (20-100 cc y más) usando tan solo una aguja de poquísimo diámetro (26-30 G).

Es importante que la inyección se realice subcutáneamente y en profundidad y no superficialmente para evitar la eliminación demasiado circunscrita de adiposidad; además la inyección demasiado superficial está demostrado que es mucho más dolorosa que la profunda. La inyección profunda permite al gas una amplia difusión, inmediata y tardía hasta tal punto que a menudo es suficiente una sola inyección por miembro. Por estos motivos es desaconsejable además de inútil el multiinyector de mesoterapia.

La sensación dolorosa cambia de sujeto a sujeto; con frecuencia es mayor cuanto menor es la cantidad de adiposidad presente; sin embargo, esta observación no se debe tomar como regla general porque a veces se observa lo contrario.

Para reducir el dolor se pueden utilizar los siguientes artificios técnicos:

- Disminuir la velocidad de inyección;

- Disminuir la concentración de ozono. La experiencia nos ha enseñado que no son necesarias elevadas concentraciones: es suficiente trabajar con valores de 10-15 microgramos/cc de ozono;

- Interrumpir la inyección cuando ésta sea dolorosa y pinchar en otro sitio.

Las principales ventajas con inyecciones locales de ozono en las adiposidades localizadas en relación con la mesoterapia son las siguientes:

- Ninguna posibilidad de reacciones alérgicas (el ozono no posee características antigénicas);

- Ningún riesgo de que aparezcan pigmentaciones locales que sin embargo, a veces, pueden aparecer después de inyecciones locales de fármacos;

- Optima difusión del gas que no necesita el uso del multiinyector;

- El efecto local prolongado y buena modelación del miembro debido a una reducción homogénea de la adiposidad.

Además hay que añadir que la experiencia de quien esto escribe ha demostrado que los resultados mejores se obtienen no efectuando tan solo la terapia local sino asociándola con otras técnicas que tengan efectos hiperemizantes y drenantes como las siguientes:

- Masaje drenante;

- Linfodrenaje;

- Hidromasaje;

- Presoterapia y otras.

Es evidente que en caso de exceso ponderal también es conveniente realizar una adecuada dieta y ejercicio físico.

Fig. 2 - Esquema que muestra el mecanismo de Criegge de ozonolisis de sustancias orgánicas

insaturadas (con un doble enlace carbónico).

1) Formación del ozónido primario muy inestable.

2) El ozónido primario se descompone dando origen al zwitterion.

3) El zwitterion tiene distintas posibilidades de reacción. En ausencia de disolventes reactivos forma ozónidos: en presencia de agua u otros disolventes reactivos da origen a peróxidos. Otra reacción posible es la que lleva a la formación de tetroxano.

Desde un punto de vista práctico es aconsejable realizar una vez por semana la inyección de ozono y añadir las otras terapias en el lapsus de tiempo entre una sesión y la sucesiva.

Mediante este procedimiento el autor ha obtenido resultados muy satisfactorios.

a) Sin adentrarnos en particulares que necesitarían un largo discurso, también quisiéramos añadir como las recientes escuelas de psicoterapia energética (Lowen, 1975; Pierrakos, 1987) han demostrado la existencia de estrechas relaciones entre las deformaciones corpóreas (y en particular las acumulaciones localizadas-regionales de adiposidad, que tienden a bloquear el libre flujo energético corpóreo) y particulares bloqueos psíquicos. En otras palabras, el aspecto corpóreo reflejaría el aspecto psíquico de las personas ("mens sana in corpore sano"). Las deformaciones (y por lo tanto también "la celulitis") no serían casuales sino que cada una mantendría estrecha relaciones con particulares problemas (conscientes pero mas a menudo inconscientes) de la persona. Por lo tanto sería muy importante, con estos conocimientos, eliminar con técnicas especiales dichos bloqueos.

b) Los aceites ozonizados tienen la propiedad de liberar lentamente ozono y además de un efecto desinfectante, tienen la propiedad de estimular la circulación local sanguínea (Gäbelein, 1974). Se pueden aplicar localmente mediante masaje prolongado y junto a las inyecciones de ozono. Estos aceites se pueden preparar haciendo burbujear ozono directamente en el aceite (útil el aceite de oliva) durante aprox. 30 minutos. La experiencia actual con estos aceites es todavía bastante limitada.

c) La balneoterapia ozonizada utiliza aparatos que hacen burbujear ozono directamente en el agua. El oxígeno naciente que se produce en el agua penetra en el cutis hasta las capas profundas, sobre todo después del ablandamiento de la capa córnea cutánea debido a la acción del agua (Tattoni y coll., 1979). Los resultados obtenidos son menos válidos que los de la inyección local por una cuestión de dosificación; a pesar de esto, el efecto es bueno sobre todo si lo asociamos con otras terapias conjuntas de tipo drenante.

Para concluir quisiéramos hacer notar como el ozono se demuestra un óptimo componente para las terapias de las lipodistrofias localizadas. Por lo que podemos afirmar que este seguramente se ha demostrado superior a otros métodos de reducción, sobre todo por la total ausencia de efectos colaterales y por su óptimo efecto local. Si embargo no hay que olvidar que los mejores resultados se obtienen en asociación con otras técnicas drenantes.

RESUMEN

Los autores muestran el mecanismo bioquímico de acción del ozono si se suministra al hombre con el fin de tratar las lipodistrofias localizadas. En particular es importante el mecanismo de escisión de los ácidos grasos insaturados según el mecanismo de Criegge. Se describen las técnicas de suministración del ozono, en particular la técnica de inyección local y se subraya que los mejores resultados se obtienen en asociación con otras terapias drenantes.

 

BIBLIOGRAFIA 

Albers H., Kromhardt H.: « Zur Frage der therapeutischen Beeinflussung oxidativer Nachwirkungen im Zuge der HOT nach Wehrli ». F. Med. Clin., 55, 108, 1960.

Creff A. R., Herschberger A. D.: « Obesitá ».. Masson Italia Ed., 1981.

Criegge R.: « Course of ozonisation of unsatured compounds ». Rei,. Chem. Pro-r., 18, 111, 1957.

Gaebelein K.: «Therapeutische Eigenschaften der aus Ozongas gebildeten Ozonide ». Erfahrungsheilkunde, 5 (23), 167, 1974.

Gooch P. C., Creasia D. A., Brewen J. G.: « The cytogenetic effect of ozone: inhalation and in vivo exposures ». Envir. Res., 12, 188, 1976.

Jakobs M. T.: « Zwischenfälle und typische Komplikationen in der Ozono-Sauerstoff-Therapie ». Atti Congr. Ozono, pag. 20, Baden-Baden, 5-6/11/1981.

Lowen A.: « 11 linguaggio del corpo ». Ed. Feltrinelli, Milano, 1975.

Mattassi R.: « Ozonoterapia ». Organizzazione Editoriale Medico Farmaceutica, Milano, 1985.

McKenzie W. H., Knelson J. H.: « Cytogenetic effects of inhaled ozone in man ». Mutat. Res., 48, 95, 1977.

Pierrakos J.: « Core Energetik ». Synthesis Verlag,Essen, 1987.

Rokitansky O., Rokitansky A., Steiner J., Trubel W., Viebahn R., Washuttl J.: « Die Ozontherapie bei peripheren, arteriellen Durchblutungsstörungen: Klinik, biochemische und blutgasanalytische Untersuchungen ». Wasser Berlin 81, Atti 51 Congresso Mondiale sull'Ozono, pág. 53. Berlín, 1981.

Srisankar E. V., Patterson L. K.: « Reaction of ozone with fatty acid monolayers: a model system for disruption of lipid molecular assemblies by ozone ». Arch. Environ. Health , 34 (5), 346, 1979.

Tattoni G., Franchina A.: « Osservazioni sull'efficacia di un trattamento balneoterápico ozonizzato in pazienti affetti da vasculopatie periferiche ». Min. Cardioang., 25 (9), 745, 1977.

Thorp E. E.: « The toxicity of ozone ». Med. Surg., 19 (2), 49, 1950.

Wolff H.: « Das medizinische Ozon ». E. Fischer Verlag, Heidelberg, 1979.

Indirizzo degli Autori:
R. Mattassi, Divisione di Chirurgia Vascolare, Ospedale - Garbagnite Milanese (MI)

 

Síndrome Fibromiálgico Primario (S.F.P.)
Dr. Loconte Salvatore
 


El Fibromiálgico Primario es una forma particular de reumatismo no articular que presenta una sintomatología que se caracteriza por un dolor crónico y rigidez de las estructuras músculoesqueléticas afectadas.

Se considera una enfermedad social, ya que afecta al 20% de la población italiana, aprox. 6 millones, con una edad media de 30 a 60 años sin excluir la edad pediátrica.

Desde un punto de vista etiológico se ha reconocido un factor psicosomático en la primera fase de la enfermedad y un factor orgánico con características alteraciones morfo-estructurales, bioquímicas, neuro-psico-inmuno-endocrinas en la segunda fase de la enfermedad.

La patogenia de la enfermedad muestra una alteración del mecanismo de los neurotransmisores y neuromoduladores (Sustancia P. Serotonina, Melatonina y Beta Endorfinas) a nivel central de tipo emocional en sujetos psicodébiles estresados.

Como ya sabemos los factores psicológicos pueden influir notablemente en la percepción del dolor, desarrollando un papel exagerado o atenuado según las características del sujeto y las circunstancias del momento (tono del humor, ritmo del sueño, estado de la atención, traumas psíquicos).

 En el campo de la terapia del dolor muy frecuentemente se encuentran manifestaciones álgicas debidas al aparato músculo-esquelético favorecidas por un mecanismo según el cual estreses emotivos, estados ansiosos, dificultad de integración social, se traducen en espasmos musculares, vasoconstricción localizada, disfunción visceral, liberación de sustancias algónenas.

Como consecuencia se produce una exagerada estimulación periférico, que es a su vez la causa del dolor, respuestas reflejas y reacciones afectivás .

Las investigaciones histoquímicas y bioenergéticas (VEGA-TEST) han evidenciado en el tejido subcutáneo y muscular una disminución en la P02 con acidosis metabólica, niveles bajos de A.T.P. y creatina fosfáto, déficit mitocondrial con bloqueo a nivel de la fosforilazion oxidativa (estrés oxidativo mitocondrial) Esquemáticamente se pueden diferenciar dos formas de Fibromalgia:

1) Forma localizada: se caracteriza por un síndrome miofacial de tipo articular con los trigger points a nivel articular periférico, axial con los trigger points a nivel cervical y lumbar, miálgico con los trigger points a nivel proximal y distal.

2) Forma generalizada: caracterizada por la Fibromalgia corriente, en la que hay 20 puntos trigger positivos, diferenciada por:

a) Forma álgica generalizada con sintomatología dolorosa corriente y ausencia de flogosis.

b) Forma neurovascular con manifestacioes de parestesias, entorpecimiento y sensaciones dehinchazón en los miembros.

De mayor interés para fines diagnósticos y terapeúticos son las patologías reumáticas y no, que pueden confundirse con el síndrome fibromiálgico primario: Síndrome fibromiálgico secundario. Artritis reumatoide. Hipotiroidismo. Polimialgia reumática. Reumatismo poliandrómico. Síndrome yatrógeno (ciofibrato, diurético, cimetidina, litio, anfetaminas). Entesitos y entesopatías. Síndrome de fatiga crónica.

El S.F.P. empieza después de un episodio de enfermedad febril agudo o crónico o también debido a un brusco cambio de tiempo del calor al frío o incluso sin causa alguna aparente, el paciente presenta un dolor lacerante tipo puñalada o bastonazo, rigidez muscular, astenia, sensación de cansancio crónico, síntomas febriles, insomnio, disfunciones sexuales, disfunciones del alvo y de la micción, depresión reactiva.

Los puntos trigger según la numeración de TRAVEL Y RINZLER son los señlados en la Tab. 2 y en las Fig 6-7, y elaborados a continuación por el AMERICAN COLLEGE OF REUMATOLOGY: . Puntos occipitales. Puntos cuculares. Puntos condrocostales. Puntos supracondilares. Puntos supraespinales. Puntos cervicales. Puntos glúteos medios. Puntos del tronco. Puntos mediales de la rodilla. Puntos estiloides radiales. Puntos cubitales y tibiales.

PROTOCOLO TRADICIONAL EN LA FIBROMIALGIA PRIMARIA

Valoración del paciente desde un punto de vista psicológico. - Terapia farmacológica con: miorrelajantes ansiolíticos .antidepresivos spray con cloruro de etilo sobre los P.T. - Mesoterapia con: anestésicos ocales (xilocatina, etc.). - Neurocinesoterapia: -reeducación mediante contraresistencia adaptada sobre el segmento miélico afectado' - Bach Shools. aproximación global reeducativa. - Digito presión. sobre los puntos trigger.

PROTOCOLO CON TRATAMIENTO CON oxígeno-ozonoterapia

1) Infiltraciones sobre los puntos trigger (8-20 puntos) - Concentraciones 5-10 mg - 5/10cc pp. 1-2 Semanales

2) Gran autohemoterapia ozonizada en ciclos - Concentraciones 20-30 mg 1 ó 2 veces por semana. 10-20 sesiones totales.

CASUISTICA

Desde 1988 a 1997 he tratado con la metódica de oxígeno-ozonoterapia 80 casos de Fibromialgia generalizada y localizada con los siguientes resultados:

Buena remisión sintomatológica en los pacientes con Fibromialgia secundaria, utilizando el ozono sobre los puntos trigger. En los sujetos con S.F.P. utilizo la gran autohemoterapia ozonizada en ciclos, con sesiones bisemanales y con un porcentaje de remisión del 60% en un periodo de 3 a 6 meses mediante infiltraciones de 03 sobre los puntos trigger.

CONCLUSIONES:

En la génesis multifactorial de la Fibromialgia Primaria es importante el diagnóstico precoz de la enfermedad para poder prevenir los síntomas psicosomáticos en aumento que llevan al sujeto a un estado de depresión reactiva.

En la compleja variedad sintomatológica son esperanzadores los primeros resultados obtenidos con la oxígeno-ozono terapia porque atenúan los síntomas, asegurando una mejor calidad ya sea del tono del humor que del sueño, mejorando la calidad de vida del paciente.
 

 

Inicio de Pagina


PrincipalObesidad / DietasRemedios Caseros / Quienes Somos / Método del Dr. / Diagnostico  Terapias

Seminarios / Tratamientos / Biografía / Contactar / Enlaces / Videos de Terapias / Programa Radial


Dr. Domingo Pérez León

Instituto Biológico de la Salud

Calle General Yagüe, 6 Bis Local 9, Madrid 28020

Teléfonos: 91 597 40 30 /91 597 45 13 / Fax: 91 597 36 05