CLASIFICACIÓN  MORFOLÓGICA

DE  LA  OBESIDAD


 
   

1. DEFINICIÓN DE OBESIDAD:

La obesidad consiste en la pérdida de armonía originada en el organismo por una sobrecarga de grasa sobre una u otra parte o sobre el conjunto de dicho organismo.

Esta armonía viene definida por la toma de las siguientes medidas, realizadas horizontalmente sobre un sujeto de pie:

Medida de pecho: tomada alrededor del hueco de las axilas.

Medida de cintura: tomada aproximadamente por encima de la localización de las últimas costillas.

Medida de cadera: tomada a nivel de las bitrocantéreas. 

Estas tres medidas de base, se complementan por otras medicio­nes a nivel del miembro inferior, realizadas estando el sujeto acostado, perpendicularmente al eje del miembro:

* Medida de la zona alta de la pierna: tomada a nivel de la raíz del miembro.

* Medida de la zona media de la pierna: tomada a veinte centímetros por encima del borde inferior de la rótula en reposo.

* Medida de la pantorrilla o zona gemelar: tomada a diez centímetros por debajo del borde inferior de la rótula en reposo.

* Medida del tobillo.

LA ARMONÍA DEL CUERPO FEMENINO NORMAL corresponde a las proporciones siguientes:

La medida de cadera (M.CA) no debe ser superior a cinco centímetros en relación con la medida del pecho (M.PE).

La medida de la cintura (M.CI) debe ser inferior a treinta centímetros en relación con la medida de cadera.

Las medidas del miembro inferior deben ser de once en once centímetros inferiores a la medida de la parte superior de la pierna (M.SP), la cual debe ser a su vez cuarenta centímetros menor que la medida de cadera.

 

 

LA FORMULA MORFOLOGICA es pues:

 M.CA= M.PE + 5= M.CI + 30= M.SP + 40

 EJEMPLO: teniendo una medida de cadera de 95 cms, corresponderían las siguientes mediciones:

 M.PE= 90 cms.

M.CI= 65 cms.

M.SP= 55 cms.

 LA ARMONÍA DEL CUERPO MASCULINO NORMAL corresponde a las proporciones siguientes:

 LA FORMULA MORFOLÓGICA es pues:

M.PE= M.CA + 5= M.CI + 15 

EJEMPLO: teniendo una medida de cadera de 100 cms, corresponderían las siguientes mediciones:

M.PE= 105 cms

M.CI= 90 cms

 

2. LA PERDIDA DE LA ARMONÍA

La pérdida de la armonía se caracteriza por una o varias alteraciones de las mediciones anteriores.

Es por ello que hemos elaborado tres leyes fundamentales que nos servirán para individualizar los diferentes tipos de obesidad, y que servirán para el diagnóstico médico.

PRIMERA LEY, LA LOCALIZACIÓN: La obesidad se localiza sobre el cuerpo en función de la o las causas que la provocan. El médico debe observar minuciosamente la toma de medidas y el análisis de la consistencia de la grasa, de su temperatura y de su coloración.

SEGUNDA LEY, LA EVOLUCIÓNN: La obesidad nace y evoluciona según la o las causas que la provocan. El médico debe conocer las circunstancias en las cuales ha aparecido esta obesidad, y, asimismo, conocer la herencia paterna y materna.

TERCERA LEY, LA SINTOMATOLOGÍA: A cada tipo de obesidad le corresponde un signo patognomónico, es decir, característico, y que permite realizar el diagnóstico de la obesidad, así como le permitirá al sujeto controlar la evolución del tratamiento y la aparición de las recaídas.

 

 

LOS TIPOS DE OBESIDAD

Los resientes trabajo anaromopatológicos (en particular los de la escuela sueca de Goteborg dirigida por el Profesor BJORNTORP) así como los trabajos del Profesor VAGUE han aportado una confirmación de estas observaciones clínicas y una justificación fisiológica al demostrar que una zona adipocitaria particular se desarrollaba bajo la influencia de una perturbación hormonal particular.

Así podemos distinguir:

1. LAS OBESIDADES ALTAS:

Ligadas a un desarreglo del Cortisol plasmático, provocadas en la mayoría de las veces por una sobrealimentación.

 

 

2. LAS OBESIDADES ABDOMINALES:

Provocadas por un desarreglo de la Insulina, así pues por una mala utilización de los HIDRATOS DE CARBONO (AZUCARES) los cuales contribuyen sólo a la producción de energía sino que también para fabricar los triglicéridos (GRASAS).

3. LAS OBESIDADES BAJAS (caderas, nalgas, piernas y brazos):

Influenciadas por las hormonas femeninas.

La CORTISONA y LA INSULINA tienen una acción hiperlipogenética, es decir que contribuyen a la FABRICACIÓN de GRASAS.

Las HORMONAS FEMENINAS (estrógenos y progesterona) tienen una acción hipolipolítica, es decir que contribuyen a una MALA COMBUSTIÓN de la GRASA.

 

1. LAS OBESIDADES ALTAS HIPERCORTISOLITICAS

Están ligadas a un hipercortisomismo, sea inducido por excesos alimentarios, o bien sea primitivo y probablemente genético. Hay un stock de calorías excedentes bajo la forma de grasa de reserva de energía.

1.1. LA OBESIDAD ALIMENTARÍA:

1. Localización: Cara, cuello, tórax y espalda.

2. Evolución: En función de los excesos alimenticios.

3. Síntomas: Sensación de calor excesiva, transpiración anormal mente aumentada.

4. Tratamiento: Régimen hipocalórico moderado.

1.2. LA OBESIDAD CORTISOLITICA ENDOGENA:

Es una enfermedad primitiva de las glándulas suprarenales, y debe ser tratada con las medidas propias de estas enfermedades endocrinas.

2. LAS OBESIDADES ABDOMINALES HIPERINSULINICAS

Se sitúan entre la parte inferior del tórax y la parte superior de los miembros inferiores. La medida de la cintura es la única que aumenta. Están ligadas a un desarreglo de la secreción de insulina: hay una transformación excesiva de los glúcidos (azúcares de la alimentación) en triglicéridos de stock o de depósito.

Pueden ser secundarias a una obesidad alimentaría complicada o bien ser primitivas.

2.1. LA OBESIDAD ALIMENTARÍA COMPLICADA:

1. Localización: Asociación de una obesidad alta (obesidad alimentara) y de un vientre redondo meta­bólico (obesidades metabólicas).

2. Evolución: Depósito graso ab­dominal progresivo.

3. Síntomas: Calor excesivo hinchazón y/o somnolencia después de las comidas.

4. Tratamiento: Imperativamente tratamiento de corrección de la perturbación metabólica y dietética específica.

2.2. LA OBESIDAD DEL SEDENTARISMO:

1. Localización: La grasa se acumula sobre los flancos, son los llamados "poignees d'amour" ("rodillos de amor").

2. Evolución: Aparece cuando hay una reducción de la actividad física sin reducción del consumo de hidratos de carbono.

3. Características: La grasa es densa y CALIENTE. La sobrecarga no sobrepasa los tres o cuatro kilos.

4. Tratamiento: Reemprender la práctica del deporte o reducir los aportes glucídicos.

2.3. LAS OBESIDADES METABÓLICAS PREDIABETICAS:

1. Localización: El vientre es redondo, caliente y blanco.

2. Evolución: Cuando no existe una sobrealimentación, encontramos siempre una herencia diabética muy cercana. El desencadenamiento es brutal (enfermedad, píldora, embarazo).

3. Síntomas: El hinchazón prost­prandial.

4. Tratamiento: Dietético (reducción controlada de los aportes glucídicos) y medicamentoso.

2.4. LAS OBESIDADES METABÓLICAS ATEROGENAS:

1. Localización: Vientre redondo y frío, rojizo.

2. Evolución: Existe siempre una herencia vascular directa. Desencadenamiento progresivo con circunstancias acelerantes.

3. Síntomas: Somnolencia después de las comidas agravada por el consumo de alcohol.

4. Tratamiento: Dietético (reducción controlada de los glúcidos y su  presión del alcohol) y medicamentoso.

 

2.5. LAS OBESIDADES ABDOMINALES NERVIOSAS:

1. Localización: Parte anterior del abdomen, mostrando un exágono vertical prominente.

2. Evolución: A menudo manifestaciones precursoras psicosomáticas desde la infancia. La obesidad se desarrolla "en brotes" en los momentos ansiosos concretos o en las fases depresivas.

3. Síntomas: Tres signos característicos.

     - Fatiga y agotamiento energéticos (calambres, espasmofilia).

- Deseos de azúcar tres horas después de las comidas (hipoglucemia de la tercera hora).

     - Hinchazón desde el primer bocado.

4. Tratamiento:

- Falta de culpabilidad: los deseos de azúcar son la satisfacción de una falta.

- Suprimir totalmente los glúcidos en la comida que precede a los deseos de azúcar.

- Tratar el sistema nervioso bien con medicamentos o con cualquier otro medio (yoga, acupuntura, etc.).

3. LAS OBESIDADES BAJAS

Tienen una causa en común: una insuficiencia combustiva con una hipotermia localizada. El signo común de ello es la frialdad y el aspecto, el propio de la celulitis.

3.1. "LA CULOTTE DE CHEVAL"

1. Localización: La celulitis fría comienza en el exterior bajo la cintura y se termina a mitad de la pierna. En el interior, desciende hasta la rodilla la cual presenta un depósito graso característico en su parte interna.

2. Evolución: Comienza en la pubertad, se agrava con los embarazos, las perturbaciones hormonales, las intervenciones ginecológicas, y la menopausia.

3. Síntomas: Todas las perturbaciones que guardan o están en relación con una perturbación hormonal.

4. Tratamiento: Reequilibración hormonal y estimulación combustiva, completada eventualmente con un tratamiento local (procedimientos mesoterápicos o aspiración quirúrgica si la lipodistrofia es muy impor­tante).

3.2. LAS OBESIDADES CIRCULATORIAS CAPILARES:

1. Localización: La grasa invade los cuatro miembros. Es fría, densa, violácea y se acompaña de una cuperosis del rostro.

2. Evolución: Siempre hereditaria, su aparición está precedida de sabañones antes de la pubertad, de brotes de acrocianosis, de síndrome de Raynaud. La celulitis aparece en la pubertad y se agrava lentamente sobre todo en el transcurso de tratamientos hormonales femeninos.

3. Síntomas: Soporta muy mal el frío, mientras que el calor y sobre todo el del sol le sienta mucho mejor. Las extremidades (pies, manos, nariz y orejas) están heladas en invierno.

4. Tratamiento: Durante los períodos fríos, tratamiento vasodilatador cuya eficacia será juzgada sobre el signo del recalentamiento de las extremidades; y estimulación de la combustión.

3.3. LAS OBESIDADES CIRCULATORIAS VENOSAS:

1. Localización: La celulitis afecta sólo a los miembros inferiores. Es fría o tibia, espesa, blanda, blanca, surcada de zonas azules y calientes de las venas.

2. Evolución: Hereditaria, empieza en la pubertad, y se agrava con los embarazos y los brotes de periflebitis o de flebitis.

3. Síntomas: Intolerancia al calor (mal en verano y el calor del sol), el cual provoca pesadez de piernas y edemas a nivel de los tobillos.

4. Tratamiento: Acción medicamentosa venotónica, esclerosis o tratamiento quirúrgico de las varices según el grado de evolución; y tratamiento de estimulación de la combustión de la grasa.

4. LAS OBESIDADES MIXTAS

Estas son las obesidades en las cuales intervienen un factor hipolipolítico (mala combustión) y un factor hiperlipogenético (fabricación de grasa).

4.1. LA OBESIDAD CONSTITUCIONAL FAMILIAR:

1. Localización: Almohadilla de grasa celulítica helada sobre la parte superoexterna de las nalgas, y grasa caliente subpubiana. El cuerpo guar­da una cierta armonía.

2. Evolución: Encontramos siempre una obesidad del mismo tipo en uno u otro de los padres o en los dos. Estas obesidades aparecen y evolucionan "en brotes" sucesivos, en unos momentos muy precisos de la vida: sobrealimentación en la primera infancia, enfermedades de la infancia (amigdalectomía, apendicitis, etc.), choques afectivos, dejar el ejercicio físico o dejar el tabaco, matrimonio, embarazos (sobre todo el primero). En el transcurso de las agravaciones, nuevas zonas adipocitarias se irán rellenando de grasa: sobre todo cadera, brazos, piernas y senos. La sobrecarga puede llegar a alcanzar los veinte kilos.

3. Síntomas: Frialdad (nalgas heladas) y discreta hinchazón postprandial.

4. Tratamiento: Restricciónglucídica controlada, tratamiento del hiperinsulinismo y estimulación progresiva de la combustión.

La eficacia de la estimulación combustiva se valorará en función de la reducción de la frialdad, y el retorno a la normalidad de la temperatura basal.

El pronóstico de esta forma particular de obesidad es bueno, a condición de que el sujeto comprenda que se trata de un desequilibrio genético, así pues susceptible de retornar, y hace falta, desde la aparición de los signos patognomónicos (frialdad e hinchazón) volver a iniciar el tratamiento para evitar una recaída.

 

4.2. LAS OBESIDADES HIPOTALAMICAS PSICOGENAS:

1. Localización: Es la gran obesidad, a menudo enorme, algunas veces monstruosa. La grasa invade las partes altas del cuerpo, todo el vientre, la cadera y las nalgas.

2. Evolución: Comienza coincidiendo con un choque afectivo y evoluciona según el ritmo de los episodios depresivos.

3. Sintomas: Es la bulimia verdadera; es decir, la desaparición de la saciedad: el sujeto come cualquier cosa, nada le sacia. Puede existir una alternancia de la bulimia con períodos de deseos de azúcar (donde el consumo de azúcar disminuye el hambre), y otras manifestaciones como la desaparición de las reglas en la mujer.

4. Tratamiento: El primer imperativo es el de hacer desaparecer la bulimia, pero ante todo en este caso los ANOREXIGENOS están totalmente contraindicados, pues son incluso peligrosos. Además, es necesario desculpabilizar al enfermo: el tratamiento es pues esencialmente ansiolítico. A continuación el régimen NORMOCALORICO con restricción glicidica controlada permitirá unas considerables pérdidas de peso. Pero la colaboración con un psicoterapeuta es prácticamente indispensable en todos los casos.

 

5 LAS OBESIDADES ASOCIADAS

Podemos imaginar todas las asociaciones posibles entre las diferentes causas, cada una dará origen a su disarmonía, a su sintomatología, a su evolución propia.

 

 

CONCLUSIÓN

EVOLUCIÓN GENERAL DE LAS OBESIDADES TRATADAS:

La curación definitiva, es decir, la supresión total de la vigilancia de su alimentación y de toda terapéutica, es rara.

Los desequilibrios generadores de obesidad son lo más a menudo GENÉTICOS y PSICOSOMATICOS.

Es por lo que es esencial que el sujeto haya comprendido perfectamente las causas y los mecanismos de su obesidad, que conozca sus síntomas, de tal manera que desde la reaparición de unos u otros sepa lo que debe hacer para evitar la recaída. 

Así pues, el éxito del tratamiento de una obesidad, sea cual sea su origen, supone:

1. La participación del sujeto: sin participación y sin motivación nada se puede hacer.

2. La explicación: para poder tratado bien, es necesario explicárselo.

3. La comprensión: para curar, hace falta comprender.

 

 

Inicio de Pagina


PrincipalObesidad / DietasRemedios Caseros / Quienes Somos / Método del Dr. / Diagnostico  Terapias

Seminarios / Tratamientos / Biografía / Contactar / Enlaces / Videos de Terapias / Programa Radial


Dr. Domingo Pérez León

Instituto Biológico de la Salud

Calle General Yagüe, 6 Bis Local 9, Madrid 28020

Teléfonos: 91 597 40 30 /91 597 45 13 / Fax: 91 597 36 05